Ciudad vieja de Jerusalen

Estanque de Siloé al Monte del Templo

Un camino para peregrinos hacia el Monte del Templo y el impresionante Túnel.

La antigua ciudad de David se encontraba justo al sur de la actual Ciudad Vieja de Jerusalén y limitaba con el Valle de Kidron en el este. En el siglo XIX, se dio comienzo a una excavación arqueológica la cual continúa hasta la actualidad.
Hace solo unos años, se descubrió el antiguo estanque de Siloé donde se encuentran los valles de Kidron y Ben Hinnom. Las excavaciones comenzaron y los descubrimientos incluyeron una escalera que posteriores excavaciones revelaron eran parte de un antiguo camino que llevaba desde estanque de Siloé hasta el Monte del Templo, a unos 2.300 pies al norte.
Durante el período herodiano, hace 2000 años, este magnífico estanque fue construido y sirvió como un lugar central de reunión para los peregrinos que llegaban a Jerusalén cuando visitaban el Monte del Templo para la Pascua, Shavuot (El Festival de las Semanas) y Sukkoth (La fiesta de los Tabernáculos).
En esa época, existía un imponente camino (El camino herodiano) que conectaba el estanque de Siloé con el Monte del Templo. Durante el período helenístico en esta ruta había numerosos comercios y fábricas de productos lácteos.
Durante el período herodiano en Jerusalén, el camino fue pavimentado y se formó el estanque de Siloé que almacenaba agua para beber y también para el baño de los peregrinos visitantes.

Estanque de Siloé
La importancia del camino aumentó debido al incremento de la tendencia de peregrinación y el estanque de Siloé jugó un papel crucial en la ceremonia del “Ritual de la libación, cuando el agua de la piscina fue llevada al Monte del Templo como una ofrenda. En el mundo cristiano, el estanque de Siloé (Shiloah) juega un papel muy importante debido a que es el lugar donde Jesús sanó a los ciegos.
Aunque las excavaciones del camino herodiano solo comenzaron hace unos años, el camino ahora se ha revelado en todo su esplendor. Junto al camino herodiano también se ha descubierto un importante canal de drenaje de los días de Herodes. El túnel hecho por el hombre tiene más de 700 metros de largo y va desde el Muro Occidental en el norte hasta el estanque de Siloé en el sur y fue construido con la intención de proteger las inundaciones en la ruta.
Las excavaciones y la limpieza del Túnel han permitido caminar desde el estanque hasta el Muro Occidental. Hay secciones del camino herodiano que también han sido excavadas y se han descubierto escalones únicos que aparecen en pocos lugares a lo largo del valle entre la piscina de Shiloah y el Monte del Templo.
Durante las excavaciones se descubrieron algunos artefactos notables y raros que tienen una notable similitud con las descripciones de Josefo en su libro “Guerras de los judíos”.
Los visitantes pueden comenzar a recorrer el sitio en el estanque de Siloé, y caminar por la vieja ruta de Herodes continuando a lo largo de todo el túnel subterráneo hasta el Muro Occidental.

Otros lugares de interés en Israel que usted querrá visitar

Contacto






* Campos obligatorios