Grupo Cultural del Brasil formado por judíos y cristianos

Un grupo de turistas cristianos y judíos del norte de Brasil visitó la Tierra Santa a principios de esta primavera.
Para complacer a todos los participantes, Vered HaSharon desarrolló un tour especial e integral, durante el cual fueron visitados los lugares de interés e importancia religiosa para ambas religiones en la Tierra Santa.
El grupo llegó directamente a conocer la moderna ciudad de Tel Aviv y el complejo renovado de Sarona y del antiguo puerto de la ciudad de Yafo, con sus galerías de arte.

Recorriendo la costa Mediterránea llegaron a Cesarea para hacer un retorno a la época al visitar el Teatro Romano, la ciudad de los cruzados y el acueducto.
El grupo estaba encantado con la vista del impresionante Haifa, a saber los Jardines Persas del Templo Bahai en el Monte Carmelo. Estando en la ciudad, fueron al Monasterio Carmelita de Stella Maris,
En la antigua ciudad de Acre, nuestro grupo cultural estuvo encantado de las fortificaciones de la Edad Media, de la época de los cruzados.
En la región de Galilea, disfrutaron del famoso paseo en barco, seguido por la visita a Rosha HaNikra y sus impresionantes grutas y las olas que insisten en tratar de trepar por las paredes de piedra. Como no podía dejar de pasar, el grupo se sacó fotos el sitio con la frontera del Líbano.
Los integrantes cristianos del grupo, se emocionaron mucho al visitar los lugares importantes relacionados con la vida de Jesús, como la ciudad de Nazaret, el río Jordán, Qumrán y Belén.

El clima primaveral fue favorable para que pudieran disfrutar de las aguas medicinales del Mar Muerto y también para curtirse el fin de semana en el balneario de Eilat, al sur de Israel.
Jerusalén, sin duda, fue el lugar que más les gustó a todos los participantes por su importancia histórica, cultural y religiosa de las tres religiones principales del mundo, y que consigue reunir lo viejo, a través de la ciudad vieja con todo lo que es más moderno como sus museos increíbles.
Con gran simpatía y respeto, este grupo demostró que cuando se tiene conocimiento de la cultura de otras personas, surge una admiración mutua, sin dejar espacio para los prejuicios.
Es con este espíritu de respeto mutuo y enriquecimiento cultural que el querido grupo de turistas deja Belén en Tierra Santa, para volver llenos de anhelo a Belém do Pará.

CONTACTO