Grupos que Visitaron Tierra Santa – Agosto 2018

Agosto es, sin duda, el mes más cálido del verano en Oriente Medio. Las temperaturas pueden llegar a más de 40 grados en algunas regiones. Y este calor desértico y pintoresco fue la atmósfera que nuestros peregrinos de agosto buscaban para profundizar sus votos de fe y tener la vivencia, literalmente con el mismo clima, los pasos de Jesús.
Nuestros grupos del llamado “alto verano” comenzaron su jornada en Nazaret, justamente la ciudad donde Jesús vivió durante 30 años, y tuvieron la oportunidad de realizar una Misa en la Basílica de la Anunciación.
Las parejas aprovecharon para hacer la renovación de los votos matrimoniales en Caná de Galilea, seguido por una visita al Monte Tabor y a la Basílica de la Transfiguración.
En la ciudad de Tiberíades, donde se encuentra el Mar de Galilea, se hace el famoso y tan esperado paseo en Barco, acompañado de visita a la vecina Tabgha, lugar donde ocurrió la Multiplicación de los Panes y los peces

Una parada para la renovación de los votos de Bautismo en el río Jordán no puede faltar, aún más durante el verano, con continuación hasta Jericó, considerada la ciudad más antigua del mundo.
Otro punto turístico que animó a nuestros peregrinos fue el Mar Muerto, donde pudieron relajarse y refrescarse en sus aguas con abundantes propiedades terapéuticas.

Muchos de nuestros peregrinos renovaron sus votos de bautismo durante la inmersión del río Jordán y ya en Jerusalén los peregrinos pudieron revivir el camino de Jesús desde su condenación, hasta su muerte durante el recorrido de la Vía Dolorosa hasta la Iglesia del Santo Sepulcro.
En el Monte Sión, visitaron la tumba del rey David, el Cenáculo y la Abadía de la Dormición. En Belén, ciudad donde Jesús nació, conocieron la Iglesia de la Natividad, la Gruta de San Gerónimo y de San José.

La mayoría de las veces, los últimos 3 días de nuestras peregrinaciones se reservan para paseos y visitas en la Ciudad Santa de Jerusalén y lugares importantes a su alrededor donde conocieron los Santuarios Cristianos, en el Monte Sión, conociendo el Cenáculo y la Basílica de la Dormición.
En la Ciudad Vieja de Jerusalén, los peregrinos caminaron la Vía Dolorosa y celebraron la Misa en el Santo Sepulcro y recorrieron el Barrio Judío hasta el Muro de las Lamentaciones, lugar muy importante para los judíos.

Otra área de Jerusalén muy importante para los cristianos es el Monte de los Olivos, donde se pueden visitar la Capilla de la Ascensión, Dominus Flávios, la Basílica de Getsemaní, la Tumba de la Virgen y la Iglesia de San Pedro y Galicantu.
En el antiguo barrio de Ein Karem, los peregrinos conocieron el lugar donde María proclamó el Magníficat y el lugar de nacimiento de Juan el Bautista.
Todas las fotos de cortesía de peregrinaciones.mx

Contacto






* Campos obligatorios