Grupos que Visitaron Tierra Santa – Junio 2018

El inicio oficial del verano en Tierra Santa ocurre en junio, pero sabemos que por esas fechas las temperaturas elevadas ya aparecen desde el mes de mayo. Este es un mes con un turismo muy intenso de grupos y peregrinaciones, pues a pesar de que el verano ya se ha instalado, todavía no se considera un mes de alta temporada y las temperaturas aún no están altísimas como en los meses de julio y agosto.
Durante es mes llegaron diversos grupos de la Américana Latina para conocer los encantos de Tierra Santa, principalmente pregrinos católicas y caravanas evangélicas.
Nuestros turistas aprovecharon la época del año para incluir en sus atracciones religiosas el mayor número posible de paseos acuáticos, como la Visita al Mar Muerto donde pudieron experimentar sus aguas medicinales, la renovación de los votos de Bautismo en el río Jordán y nuestro tradicional paseo en barco por barco Mar de Galilea.

Una programación intensa fue realizada en el norte del país, donde están ubicados Nazaret, el Taberna, Tiberíades, Cafarnaúm, Cesarea, las Colinas de Golán y muchos otros lugares que marcaron la vida de Jesús, sin contar con la realización de Misas en las ciudades principales Iglesias de la región como la Basílica de San José, el Primado de Pedro, y hasta la Celebración Eucarística en el Monte de las Bienaventuranzas. Las parejas apasionadas también aprovecharon para hacer la renovación de los votos de matrimonio en Caná de Galilea.

Muchos de nuestros peregrinos renovaron sus votos de bautismo durante la inmersión del río Jordán y ya en Jerusalén los peregrinos pudieron revivir el camino de Jesús desde su condenación, hasta su muerte durante el recorrido de la Vía Dolorosa hasta la Iglesia del Santo Sepulcro.
En el Monte Sión, visitaron la tumba del rey David, el Cenáculo y la Abadía de la Dormición. En Belén, ciudad donde Jesús nació, conocieron la Iglesia de la Natividad, la Gruta de San Gerónimo y de San José.

Un capítulo aparte en el trayecto de nuestros grupos de junio fue la emoción con que pudieron vivenciar la ciudad santa de Jerusalén, donde todo canto parecía remitir la vida y la muerte de Jesús. Desde la visita a Belén, donde nació y la Gruta de los Pastores y la Basílica de la Natividad, hasta llegar a Jerusalén por el Monte Sión y adentrarse en la Ciudad Vieja, recorriendo todo el trayecto de la Vía Dolorosa hasta el Santo Sepúlcro.

Uno de nuestros grupos aprovechó su paso por el desierto para plantar árboles de Oliveiras, en nombre de su Iglesia.
Nuestros grupos de peregrinación pudieron recibir de las manos de nuestro equipo y sacerdotes involucrados el tan esperado Certificado de Peregrino del año 2018, dejando a Tierra Santa con la sensación de misión cumplida y mucha voluntad de regresar

Contacto






* Campos obligatorios