" /> Kfar Hanokdim - una experiencia Beduina - Vered Hasharon
hanokdim

Kfar Hanokdim – una experiencia Beduina

Únase a nosotros en el desierto – Viva una experiencia única en el desierto y disfrute de la cálida hospitalidad beduina.

El valle de Kana’im en el desierto de Judea se encuentra entre la Fortaleza de Masada y la ciudad de Arad. Es en este lugar donde encontrará el sitio de un oasis verde, Kfar Hanokdim con jardines inspirados en la Biblia y áreas sombreadas por palmeras.

En este bello lugar podrás encontrar carpas beduinas genuinas con alfombras y colchones de colores brillantes, “Divanes” o salas de reuniones construidas en madera y piedra, habitaciones para huéspedes de estilo desértico y áreas de descanso convenientemente ubicadas en lugares sombreados.

Durante su estadía en el pueblo (Kfar), las oportunidades para divertirse sonabundantes y diversas. Los huéspedes disfrutarán de la cálida hospitalidad beduina, así como la oportunidad de aprender sobre la cultura y la vida beduinas. Hay así mismo una gran cantidad de diferentes recepciones, una variedad de comidas y actividades para después del banquete, viajes variados y opciones de alojamiento en tiendas o cabañas.

Una de las actividades más populares en el pueblo es el comedor estilo Sheik. Los anfitriones beduinos dan la bienvenida a los huéspedes para que se relajen y se sienten en mesas bajas con asientos en sofás suaves o sillas y mesas altas de madera. Todas las mesas tienen porciones de ensaladas servidas en pequeños cuencos de arcilla. Las coloridas ensaladas de tahini verde espeso, ensalada árabe especiada, matbuha picante, encurtidos caseros y berenjenas fritas con menta, repollo y pimienta molida, así como jarras de limonada con menta y agua fría.
Los anfitriones beduinos sirven luego diferentes variedades de pita casera.

Después del recibimiento, el banquete continúa con platos grandes con arroz beduino y verduras en el medio con maíz dulce a su alrededor, seguidos de bandejas cargadas abundantemente de acuerdo con la hospitalidad beduina, con pinchos de pollo y brochetas caseras. La fiesta termina con dulces pasteles (baklava), café turco, té beduino especiado y frutas de la temporada.

El alojamiento en Kfar Hanokdim es variado, ya sea con carpas beduinas resistentes a todas las condiciones climáticas y climatizadas en invierno o cabañas totalmente equipadas con aire acondicionado, baños y duchas con agua caliente, y menaje para preparar té y café.

Se sirven desayunos típicos israelíes.

Para hacer su vivencia en el desierto beduino aún más especial podrá unirse a alguna de las excursiones en camello por los asentamientos beduinos que se ofrecen en el lugar.

Contáctenos aquí para más detalles.

Contacto






* Campos obligatorios